Lunes a viernes de 09:00 a 19:00
  Oficina: Calle María de Molina, 54. 28006 Madrid

Metaverso: la realidad más allá de la física convertida en el futuro de Internet

Que es el metaverso

El metaverso se podría definir, a grandes rasgos, como un mundo virtual donde los usuarios interactúan a través de una representación icónica de sí mismos. Como término se puede situar originariamente en 1992, dentro de la novela titulada Snow Crash de Neal Stephenson.

Con el paso de los años, los metaversos han evolucionado y, a día de hoy, se presentan como una de las posibles mejores inversiones económicas para el futuro próximo. Algo que simplemente era una ficción, ha pasado a ser una realidad muy valiosa.

¿Qué es el metaverso?

La palabra metaverso (contracción de “meta”, que significa “más allá”, y “universo”) proviene del término inglés metaverse. Como se ha comentado, hablar de metaverso es referirnos a un espacio 3D virtual donde es posible la interacción de una persona o colectivo.

En este tipo de espacios, los usuarios pueden relacionarse con otros a nivel social y económico en forma de iconos dentro del ciberespacio, emulando el mundo real, pero con limitaciones diferentes a este.

Origen del metaverso

El autor de la novela de ciencia ficción Snow Crash, Neal Stephenson, publicada en 1992, fue el primero en emplear el término metaverso para poder ir más allá del significado de realidad virtual. En esta historia, las personas podían crearse avatares que les permitían relacionarse entre sí dentro de ese espacio en otra dimensión.

Además del término metaverso, la novela ofreció otras contribuciones a la cultura popular. Entre ellas están su aplicación a juegos de rol masivos y el uso del término “avatar” para dar nombre a la imagen identificativa de una persona dentro de Internet.

Para gran parte de los usuarios, la idea de esta realidad más allá de la nuestra se terminó de consolidar con la novela Ready Player One, de Ernest Cline, publicada en 2011 y trasladada al cine por Steven Spielberg en 2018. Sin embargo, aún son muchos los que no terminan de entender el concepto. Veamos sus características distintivas.

Características del metaverse

Para identificar correctamente un metaverso, se puede hablar de tres características fundamentales que debe poseer el mismo.

  • La corporeidad: el acceso a este universo virtual se realiza en primera persona, estando sometido a algunas leyes físicas.
  • Persistencia: el metaverso sigue existiendo aunque no haya ningún usuario en él. Eso sí, aunque no esté, se conserva la posición de este cuando se desconecta del espacio virtual, para retomar en el mismo punto al acceder de nuevo.
  • Interactividad: capacidad de comunicación con otros usuarios y el propio entorno virtual. Esa interacción implica que cualquier cosa que se haga en el metaverso tiene repercusión sobre los mismos.

Origen del metaverso

Modelos de metaverso

Si se va más allá de la definición general de “mundo virtual”, el metaverso puede analizarse en un sentido más amplio, distinguiendo así entre cuatro tipos diferentes. Estos serían los que siguen.

  1. Los mundos virtuales

Son posibles gracias a combinar las tecnologías de simulación y las cercanas al usuario, es decir, aquellas que permiten representaciones inmersivas en un entorno. Por ejemplo, a través de un avatar.

A medida que se avanza a través de los mundos virtuales, los entornos inmersivos se vuelven más complejos y crecientes. Las personas pueden pasar mucho tiempo en ellos conectados, y sus avatares y elementos de creación propia van implicándose más y más en estos mundos.

Este tipo de interacción puede ser empleada en el sentido más social del metaverso, como en Second Life (una comunidad virtual) o para un juego, como el caso de World of Warcraft.

  1. Los mundos espejo

Los mundos espejo se llaman así porque hacen de espejo a nuestra realidad habitual, usando la combinación tecnologías de simulación y aquellas que se centran en lo externo.

Con ello se hace una mímesis de la realidad física clásica, enfatizando la información. Para esto suelen incluir sensores de geolocalización y mapas. El principal ejemplo sería Google Earth.

  1. La realidad expandida o aumentada

La realidad expandida se desarrolla en un entorno donde se usan las tecnologías de ampliación, centradas en el exterior a nosotros. Usando el mismo tipo de sistemas por sensor  y de información distribuida que en el caso de los mundos espejo, expanden el mundo físico externo de los usuarios.

Con ello se logra poner solución a algunas circunstancias de nuestra vida cotidiana, al establecer una nueva dimensión de información útil por encima de la percepción habitual.

  1. Lifelogging

El lifelogging es la conjunción entre las tecnologías más próximas a nuestro círculo vital y las tecnologías de expansión. Estos sistemas acumulan datos e historias de la vida diaria, se usan estadísticamente y, a su vez, mejoran la comunicación y la observación.

El futuro del metaverso

En la actualidad, el universo virtual interactivo continúa yendo mucho más allá de los videojuegos o de la realidad virtual en su sentido más básico.

Por ejemplo, Facebook está trabajando para crear su propia “empresa metaverso”. Con el tiempo (unos 5 años de plazo ha sido lo marcado), lo que pretende su creador es aunar todo su catálogo de servicios (realidad virtual, redes sociales y otras opciones para desarrolladores y creadores) y amoldarlos a este nuevo entorno virtual, donde los usuarios puedan estudiar, trabajar o divertirse, de manera casi presencial, pero dentro de casa.

Algo así como, en palabras del propio Zuckerberg, “un Internet incorporado, donde no solo se accede a contenido, sino que estás en él”.

Facebook Reality Labs, la división empresarial de Zuckerberg dedicada a la realidad virtual y aumentada, será la encargada de dirigir este proyecto. Sin embargo, lo hará en colaboración de otros creadores. De hecho, ya hace un tiempo había anunciado su próximo producto estrella: unas gafas de inteligencia, realizadas junto a la marca Ray-Ban.

Por otro lado, hay quienes apuestan por el metaverso como la mejor inversión económica a futuro. Por ejemplo, empresas como Sony ya han destinado 1.000 millones de dólares para la creación de su propio metaverso, trabajando en el universo digital paralelo de Epic Games.

Futuro del metaverso

El beneficio detrás de esta realidad virtual

Pero, ¿por qué hay tanto interés en este mundo paralelo de realidad virtual? Pues los datos hablan por sí solos, y es que un informe de Bloomberg Intelligence aclara que este entorno virtual está valorado actualmente en 500.000 millones de dólares.

Sin embargo, la visión es tan positiva que se espera que en menos de 10 años su valor alcance los 2 billones y medio de dólares. Teniendo esto en cuenta, no es de extrañar que tantas empresas tecnológicas estén trabajando e invirtiendo en los metaversos.

La principal diferencia que se encontrará entre ellos, y que aún está por descubrir cuál será la que más éxito tenga, será la centralización o descentralización de esos universos virtuales. Por ejemplo, Sony y Epic Games trabajan en un metaverso descentralizado, donde el control lo tienen los usuarios. Por su parte, NVIDIA Omniverse trabaja en uno centralizado, cuyos mandos los tienen los creadores.

Otra muestra del creciente interés por estos universos virtuales es el lanzamiento, a manos de Roundhill Investment, de Metaverse ETF (Exchange-Traded Fund), la primera cesta de valores para aquellos inversores que quieran invertir en empresas que estén trabajando en el desarrollo de su metaverso.

Con ello, se pretende que, dadas las buenas perspectivas económicas que se esperan del mismo, se obtengan muchos beneficios con su explotación y/o ahorrar millones de dólares realizando testeos de manera virtual.

Un ejemplo claro es el realizado ya por Omniverse con BMW, que ha replicado su fábrica de Alemania en el entorno de NVIDIA para llevar a cabo ciertas pruebas en ese escenario simulado, antes de ponerlas en práctica en la realidad. Esto supone un ahorro enorme, puesto que el coste de parar una fábrica a tiempo real es muy alto.

Sin duda, si algo ha quedado claro en este último año es que no es necesario salir de casa para poder trabajar y relacionarnos. Por eso, el desarrollo de este mundo virtual está ahora en su punto más álgido.

Aun así, el metaverso trae consigo un largo camino aún por explorar y explotar, siendo denominado ya por muchos como un posible sucesor del Internet actual. Claramente, está pasando de ser una mera herramienta a convertirse en un espacio en el que prácticamente vivir.

¿Llegará el momento en el que no sabremos diferenciar lo que es real de lo que no lo es?

 

Ejemplos y datos sobre el IoB

Ejemplos y datos sobre el IoB

¿Qué problemas de seguridad y privacidad puede representar el uso de IoT o IoB?

Más allá de que los usuarios entienden que la sincronización de dispositivos puede aportar comodidad y beneficios, lo que les preocupa es la forma en la que las empresas recopilan la información y el tratamiento que le dan, ya que conocer la forma en la que los usuarios navegan debería ser considerada una información sensible.

  • La seguridad de los datos y la privacidad de los usuarios es un aspecto cada vez más relevante y que preocupa cada vez más, especialmente por la falta de legislación y estructura que hay al respecto. Además, debemos tener en cuenta que el IoB conecta los datos que recopila con nuestras decisiones, lo que requiere unas nuevas normas culturales y legales más actualizadas a las que se mantienen desde la aparición de internet y del big data.
  • También, debemos considerar que, en esta carrera por la información, las empresas no sólo recopilan los datos que los relacionan con el cliente de forma directa, sino que también utilizan otras vías complementarias para completar y perfeccionar el perfil y el comportamiento de los clientes.

P.e. una empresa aseguradora de vehículos.

  • Además de verificar el historial de conducción y accidentes de un conductor, podrá consultar los perfiles de sus clientes en redes sociales para valorar si es un conductor de alto riesgo para ellos o por el contrario es un usuario de hábitos tranquilos y de riesgo bajo.
  • Con esta información llegará a la conclusión de si su conducta social puede hacer pensar que implica más o menos riesgos para la empresa aseguradora. Por ejemplo, valorar si hay muchas imágenes del usuario en fiestas donde se pueda valorar si es un ambiente propicio al abuso del alcohol o de otro tipo de sustancias, la frecuencia con la que acude a este tipo de eventos, etc.

También, debemos considerar que la mayoría de las empresas comparten datos con empresas subsidiarias, o incluso lo comercializan con otras empresas. Esto propicia que nuestra información se extienda aún más a través de la red “Internet”, lo que representa mayores retos y riesgos legales y de seguridad, para los que aún no existe una adecuada protección legal.

 

El valor que aporta IoB y la ética que conlleva

 

El Big Data que obtenemos a través de IoT permite obtener una importante cantidad de información, que analizaremos a través de IoB para conocer con más precisión el comportamiento del usuario de principio a fin, CX. Esto nos posibilitará saber en qué momento y dónde comienza el interés del usuario por un producto o servicio, todo el recorrido que se sigue hasta el momento en el que se produce la compra y cuáles han sido los distintos pasos que se ha seguido para realizar la compra.

Conocer este proceso representa una ayuda inestimable para definir de qué forma vamos a interactuar con nuestro cliente potencial, para llevar a buen puerto nuestra relación con ellos. Esta personalización nos permite ofrecer un servicio o un producto de la forma más eficiente posible para el consumidor. Si, además, la percepción del cliente es ésta, esto posibilitará una mayor y más frecuente interacción del cliente con la empresa, lo que provocará mayores beneficios a las empresas. Algunos de los beneficios que IoB aporta son:

  • Conocer los hábitos de compra de los usuarios, a través de diversas plataformas.
  • Entender cómo interactúan los usuarios con los productos o servicios.
  • Saber dónde se encuentra el cliente en el proceso de compra.
  • Segmentar puntos de venta en tiempo real.
  • Conocer la forma más efectiva de vender y mantener a los clientes satisfechos.

Un ejemplo importante es Uber

  • Uber utiliza IoT para obtener datos de los pasajeros y de los conductores.
  • Esta información permite a la compañía identificar las preferencias de los pasajeros y de la calidad de servicio de los conductores de Uber.
  • Todo esto busca el objetivo de saber de qué forma podemos mejorar la experiencia de Usuario.

Muchas actividades de los departamentos de marketing han ido enfocadas a construir estrategias de marketing que incentiven al cliente a comprar productos o servicios de sus empresas. Sin embargo, el IoB da un paso más allá que permite conocer y facilitar que el comportamiento del usuario se dirija a la compra del producto o servicio que comercializamos, de una forma más directa y efectiva.

Los datos que conseguimos con IoT, tratados con la tecnología IoB, nos permitirá dirigir unas acciones de marketing más efectivas, que ayudan a vender más y valorar con más facilidad la efectividad de nuestras campañas publicitarias.

 

¡Hola IoB!

Básicamente, IoB da la posibilidad de darle sentido al comportamiento de los usuarios a través del tratamiento de datos que proporcionan dispositivos interconectados, que nos ayudan a mapear el comportamiento del usuario.

IoB puede convertirse en una de las mejores armas de marketing y ventas de cualquier empresa, ya que proporciona un conocimiento más preciso y personalizado de la forma en la que los clientes interactúan con sus productos o servicios. IoB es la pieza que faltaba para conocer el comportamiento de los clientes y completar todas las acciones que se han llevado a cabo hasta la fecha, dirigidas en esta dirección. Este conocimiento, permitirá estimar el comportamiento de los clientes en el futuro, lo que ayudará a desarrollar esfuerzos de marketing y ventas mucho más eficaces para las empresas.

Algunas de las fuentes de IoB que proporcionarán la información que nos permitirá conocer el comportamiento de los clientes, son:

  • Nuestros teléfonos móviles o smartphones
  • Nuestros laptops u ordenadores portátiles
  • Dispositivos de voz domésticos
  • Cámaras que utilicemos en nuestros domicilios o vehículos

De esta forma, IoB será el ecosistema que definirá el comportamiento de las personas en el mundo digital. El primer paso es convertir datos en información y su futuro próximo será convertir la información en sabiduría del comportamiento humano, que definirá acciones que dirijan aún más al usuario hacia el objetivo establecido.

La nueva herramienta de Marketing Digital

IoT nos está permitiendo optimizar y automatizar muchos procesos, lo que está modificando nuestra forma de trabajar, los métodos que utilizamos y, en particular, la forma de enfocar nuestro Marketing Digital. IoB será clave para entender el comportamiento del consumidor e influirá, de forma definitiva, en la manera en la que los departamentos de marketing elaboraran sus campañas publicitarias, para atraer la atención de los clientes. Por lo tanto, será necesario integrar IoB en nuestra estrategia de Marketing Digital para incrementar el número de clientes satisfechos.

  • Big Data, nos permitirá conocer el recorrido que lleva a cabo nuestro potencial cliente de principio a fin, desde el momento en el que comienza el interés del cliente por nuestro producto o servicio, la ruta de compra que sigue, y el momento o punto en el que decide realizar la compra. Esto representa una inestimable ayuda para encontrar más puntos donde contactar e interactuar con nuestros potenciales clientes, para conseguir convertirles en clientes de nuestra empresa.
  • Remarketing es un excelente ejemplo, es una herramienta muy efectiva que permite a empresas como Google y Facebook hacer estudios de mercado cada vez más efectivos. Mediante la recopilación y análisis de la información, son capaces de identificar tus necesidades en función de la información que has estado buscando en internet o a través de la información que has intercambiado con tus amigos. Los algoritmos de estas compañías están diseñados para anticiparse a los deseos y comportamientos de los usuarios, es decir, IoB en pleno funcionamiento.
  • Información sobre el estilo de vida de los consumidores, fundamentalmente se obtiene a través de la información que los usuarios comparten de su estilo de vida en las redes sociales. Esta información se recopila a través de dispositivos de IoT que forman parte de nuestra vida cotidiana, equipos de domótica, dispositivos portátiles, etc. Todos estos dispositivos permiten entender cómo y cuando el usuario utiliza determinados productos o servicios.
  • SEO más efectivo, tecnologías como Apple Siri, Amazon Alexa y Google Home muestran que los motores de búsqueda van más allá del simple conocimiento de las palabras clave de búsqueda, realmente quieren conocer la intención de búsqueda del usuario, por lo que necesitamos modificar nuestro enfoque de SEO y basarlo más en la intención de búsqueda de los clientes que en las palabras que utilicen para realizar la búsqueda.

La cara más negativa de IoT y de IoB

Todos los dispositivos tecnológicos que nos rodean son susceptibles de captar información sobre nuestros comportamientos. Un smartphone, por ejemplo, registra nuestros movimientos geográficos en tiempo real, los lugares por los que navegamos en internet, etc. Hoy día, las empresas no encuentran grandes dificultades para vincular todos los dispositivos que forman parte de nuestras vidas, como smartphones, portátiles, equipos domésticos de voz, dispositivos de domótica, etc. para analizar de forma integral todos los movimientos y comportamientos que tenemos en la vida real.

Pero una vez recopilados todos estos datos, la pregunta es ¿quién hará uso de esta información y cómo se va a utilizar la información recopilada?

El phishing es un claro ejemplo del uso malicioso que se puede hacer de los datos de usuarios. El claro objetivo es conseguir sin permiso, es decir, robar datos de usuarios de internet, redes sociales, etc. Estos datos se obtienen de manera ilícita con el fin de acometer fraudes u otras acciones perjudiciales para el usuario.

Por esta y otras razones, es muy importante que estemos continuamente alerta con los continuos ataques de hackers a través de emails o con links fraudulentos que nos puedan hacer llegar por cualquier vía, para evitar que obtengan nuestra información y la de nuestros contactos y cometan fraudes con esta información.

 

¿Qué es IoB? Se trata de mejorar la salud de las personas

Los dispositivos «inteligentes» conectados a Internet están cada vez más disponibles en el mercado, lo que significa una mayor comodidad y eficiencia para los consumidores y las empresas, siempre que se haga con un claro objetivo de mejorar el servicio al cliente o la experiencia de usuario.

Dentro de este Internet de las cosas (IoT), se encuentra una industria en alto crecimiento que ha invertido en dispositivos que son capaces de monitorear distintos parámetros del cuerpo humano, para posteriormente transmitir dichos datos recopilados a través de Internet para ser tratados. Este desarrollo, que algunos han llamado Internet of Bodies (IoB), en español sería Internet de los Cuerpos, incluye una amplia gama de dispositivos que combinan hardware y software con los recursos de comunicación que nos permiten rastrear datos de salud los pacientes, para proporcionar un tratamiento médico, que puede ser vital, o bien mejorar la comodidad, funcionalidad, salud general, o bienestar de las personas.

Sin embargo, estos dispositivos IoB vienen a complicar aún más los riesgos de privacidad y los riesgos legales, regulatorios y éticos. Esta es una información especialmente sensible, y cualquier hackeo o uso indebido de esta información puede tener consecuencias muy graves para los propietarios de la información y, especialmente, para los pacientes implicados. Por esta razón, las compañías que utilizan estos sistemas y ofrecen estos servicios a los pacientes, deben evaluar muy bien los riesgos de seguridad y privacidad para sus clientes/pacientes y adoptar sistemas éticos y seguros del tratamiento de la información de los pacientes. Deben examinar el panorama normativo incipiente para estos dispositivos y los datos que recopilan y aplicar protocolos que estén muy por encima de ellos.

Lo que se conoce como Internet de los Cuerpos es otra de la extensión de IoT. El concepto de Internet de los Cuerpos (IoB)es, básicamente, una red formada por dispositivos conectados a través de internet, que intercomunican dispositivos que está en contacto o implantados en el cuerpo humano con sistemas y programas que gestionan los datos recogidos. Dicho de otra forma, cuando Internet de las cosas (IoT) se interconecta con un cuerpo humano, el resultado que obtenemos es Internet de los cuerpos (IoB). Este intercambio de datos nos permite controlar y hacer seguimiento a distintos parámetros del paciente de forma remota.

Un enfoque interesante de este concepto es que finalmente se utiliza el cuerpo humano como una plataforma de datos, cuyo fin es incrementar la seguridad y bienestar de personas en algún tipo de tratamiento, enfermedad o dolencia física.

Podemos diferenciar 3 generaciones distintas de IoB (Internet de los cuerpos)

  • Externos, dispositivos portátiles y externos a nuestro organismo, del estilo Apple Watch, que pueden registrar ciertos parámetros vitales.
  • Internos, dispositivos implantados dentro de nuestro organismo, como pueden ser marcapaso, píldoras digitales, bombas intracraneales, implantes cocleares, etc. que proporcionarán un control y seguimiento de diferentes parámetros de nuestro estado de salud.
  • Acoplados, dispositivos que fusionan la tecnología y el cuerpo humano con una conexión en tiempo real a una máquina remota.

Gracias a los avances tecnológicos y al progreso continuo de la conectividad inalámbrica se está experimentado una importante expansión de los (IMD) implantes médicos, en una multitud de aplicaciones médicas.

Algunos de los ejemplos de uso de dispositivos de Internet de los Cuerpos son:

  • La píldora inteligente, que son píldoras comestibles que cuentan con sensores electrónicos y micro chips que se pueden ingerir. Los sensores de estas píldoras, una vez ingeridas, pueden recopilar muchos datos o parámetros del funcionamiento de nuestros órganos, los cuales son enviados a dispositivos remotos conectados a través, donde serán analizados. Uno de los usos más relevantes es la píldora de quimioterapia. Una vez recibido el tratamiento químico o la medicación necesaria, estos sensores proporcionan información sobre el estado del paciente, cómo ha descansado, sobre la actividad cardíaca, las dosis de medicamento proporcionadas y el tiempo que ha pasado desde su suministro. Toda esta información permite a los proveedores de estos tratamientos y a los médicos evaluar la evolución y eficacia de la medicación suministrada.
  • Dispositivos que conectan la actividad cerebral con dispositivos electrónicos con el fin de ayudar a restaurar determinadas funciones, en personas con ciertas discapacidades, a través de señales cerebrales que activan ciertos mecanismos en nuestro organismo.
  • Otro uso muy común de Internet de los Cuerpos es el uso de marcapasos, que son dispositivos electrónicos que se implantan en el organismo y que los interconectamos con otros dispositivos u ordenadores a través de internet. La función del marcapaso es controlar el ritmo cardíaco del paciente, corrigiendo las arritmias a través de los impulsos eléctricos necesarios. De esta forma, esta función no sólo es registrada, sino que su historial nos permite realizar un aprendizaje continuo de cómo prevenir los ritmos anómalos antes de que se produzcan.
  • Uno de los dispositivos que aún están en proceso de desarrollo y mejora son las lentes de contacto inteligentes. Cuentan con una serie de sensores que recaban información del flujo ocular y nos permiten hacer seguimiento de ciertos parámetros de salud. Estas lentes nos permiten, por ejemplo, tener un control de los niveles de glucosa, lo que permite a pacientes diabéticos conocer en todo momento sus niveles de azúcar en sangre sin necesidad de realizar pinchazos.

Sin embargo, hay dispositivos de Internet de los Cuerpos cuyo objetivo no es reportar ningún control o beneficio de la salud. Uno de los usos que, a modo de ejemplo, se va a ir expandiendo y probablemente generalizando, es el uso de microchip implantables bajo la piel, similares al que tienen las mascotas, que nos permitirán ser identificados en determinados lugares, o proporcionarnos acceso a ciertas zonas restringidas sin necesidad del uso de llaves o tarjetas, también nos permitirá realizar compras y pagos con lectores adecuados, etc.

Como en el caso de Internet de las cosas y de internet de los comportamientos, Internet de los cuerpos tiene importantes desafíos que afrontar. En primer lugar, todos los desafíos de seguridad y privacidad de los usuarios de estos sistemas. Otro aspecto importante que plantea esta tecnología es como proteger estos dispositivos que pueden ser alterados o hackeados con otros dispositivos electrónicos. Un claro ejemplo fue el vicepresidente de los Estados Unidos, Cheney, que por miedo a un atentado se cambió su marcapasos con conexión a wifi, por otro dispositivo que no se podía conectar a internet de forma inalámbrica.

Aunque son aún muchos los retos a los que se están enfrentando estas nuevas tecnologías y sus posibles aplicaciones, esta tendencia es imparable y se seguirá expandiendo hasta límites que aún ni nos podemos imaginar, seguirán apareciendo muchos dispositivos nuevos que permitirán automatizar y monitorizar al ser humano, tanto en el apartado psicológico o de comportamiento, como en el apartado físico o cuidado de la salud.

 

Todo sobre el IoB: Se trata de analizar datos y entender comportamientos

Todo sobre el IoB: Se trata de analizar datos y entender comportamientos

¿Qué es IoB? Se trata de analizar datos y entender comportamientos

Internet of Behaviours (IoB) o en español, Internet de los comportamientos o de las conductas, es el siguiente paso natural y evolución de IoT. Internet de las Cosas recopila y nos proporciona una gran variedad y cantidad de Datos, siendo el IoB el encargado de transformar estos datos en valiosísima información sobre los comportamientos, los intereses y las preferencias de los usuarios.

Internet de los comportamientos es un sistema que está en una vertiginosa expansión, que conecta dispositivos de hardware con aplicaciones de software, lo que posibilita rastrear datos e interpretarlos, con diversos fines en teoría, como son dar un mejor servicio a los clientes, mejorar su bienestar, su salud o su comodidad.

¿Por qué Internet del comportamiento (IoB) es el futuro?

El proceso comienza con Internet of Things (IoT), la red de dispositivos interconectados que recopilan e intercambian datos a través de Internet. A continuación, aparece IoB, que es el proceso mediante el cual los datos recopilados se analizan con una visión y perspectiva de la psicología del comportamiento. Con los resultados de este análisis, obtenemos una interesante información que nos ayudará a diseñar una mejor experiencia de usuario (UX), a optimizar la experiencia de búsqueda (SXO) y a comercializar los productos y servicios ofrecidos por las empresas, de una forma mucho más efectiva.

En consecuencia, el que una empresa lleve a cabo un análisis de IoB es técnicamente simple, pero psicológicamente complejo. Requiere la realización de estudios estadísticos que mapeen los hábitos y comportamientos cotidianos de los usuarios, teniendo cuidado de no revelar completamente la privacidad del consumidor, por razones éticas y legales.

IoB combina algunas de las tecnologías existentes que se enfocan en la identificación y a recopilar las acciones que realizan los individuos, como reconocimiento facial, rastreo de ubicación y Big Data. Por tanto, debemos entender IoB como una combinación de tres campos: tecnología, análisis de datos y psicología del comportamiento.

El propósito de IoB es capturar, analizar, comprender y responder a todo tipo de comportamientos humanos.

  • Se realiza un rastreo, con datos proporcionados por dispositivos IoT, para que con la ayuda de aplicaciones y programas de IoB podamos interpretar los comportamientos de personas objetivo, utilizando nuevas tecnologías emergentes y con desarrollos de algoritmos de aprendizaje automáticos.
  • De esta forma, se monitorean los comportamientos de las personas, pudiendo así aplicar incentivos o elementos disuasorios para influir en ellos, es decir, para que actúen dentro de un conjunto de parámetros deseados.
  • Lo realmente relevante de IoB es que no solo es descriptivo, es decir, que analiza el comportamiento de las personas, sino que es proactivo, que detecta en qué variables psicológicas se debe influir para lograr un determinado comportamiento.

¿Qué significa IoB para las empresas?

IoB significa poder cambiar y mejorar su imagen, comercializar productos o servicios de manera mucho más efectiva, mejorar la Experiencia del Cliente (CX) con los productos o servicios que comercializa, mejorar el servicio y trato al cliente, etc. Hipotéticamente, se puede recopilar y tratar todo tipo de información sobre las distintas facetas de la vida de un usuario, con el objetivo final de mejorar la eficiencia operativa y la calidad asistencial.

Pero la idea de analizar los datos recibidos de los consumidores con fines comerciales no es nueva. Llevamos mucho tiempo investigado sobre el comportamiento y los hábitos de los consumidores en el pasado, pero ahora tenemos un ecosistema automatizado de procesos analíticos que rastrean, recopilan e intentan interpretar la enorme cantidad de datos que generamos a través de nuestras actividades en Internet. El concepto de IoB, busca abordar cómo comprender los datos correctamente y aplicar ese conocimiento para crear y promover nuevos productos o servicios de una forma más eficiente, aportando así más beneficios a los consumidores desde una perspectiva de la psicología humana.

  • Para entenderlo mejor, usemos un ejemplo, que es cuando un usuario interactúa con nuestra página web desde su ordenador portátil y en otro momento lo hace desde su teléfono móvil. Vamos a encontrar diferentes datos si el usuario accede a través de su teléfono o si lo hace desde un ordenador, ya que va a interactuar de forma diferente con nuestra plataforma, aunque seremos capaces de identificar cómo lo hace en ambos casos, es decir, en qué botones hace clic y cómo se mueve por la página web.

Gracias a este enfoque, entenderemos el camino que sigue el usuario y que, finalmente, le conduce a realizar la compra de nuestros productos o servicios. Todo este proceso que hemos mencionado, con la recopilación de datos y su posterior análisis, es lo que generalmente se conoce como el concepto de Big Data.

Por lo tanto, una vez que hemos recopilado estos datos, lo que luego entra en juego es IoB. IoB es el proceso en el que los datos del usuario se analizan en términos de psicología del comportamiento, transformando esos simples datos en una información muy preciada para cualquier organización. A partir de este análisis, se forman nuevos enfoques para el desarrollo de la experiencia del usuario (UX), la optimización de la experiencia de búsqueda (SXO) y el desarrollo de los productos o servicios finales que las empresas ofertarán a sus potenciales clientes, además de promover dichos productos o servicios de la forma más eficaz para alcanzar los mejores resultados de venta.

La relación del Marketing y la Psicología del cliente

El marketing y la psicología, desde los inicios de la publicidad, han ido siempre de la mano. Ahora estamos dando un salto cualitativo, ya que el análisis del comportamiento y la psicología nos están aportando nuevos conocimientos sobre los datos que hemos recopilado a través del Internet de las cosas. Esto nos posibilita conocer mucho mejor a nuestro potencial cliente e incluso influir y dirigirle en su proceso de compra, para que adquiera nuestros productos o servicios según nuestros objetivos.

  • Los datos que podemos recopilar pueden proceder de un amplísimo número de fuentes diferentes. Estos datos los conseguiremos del uso de las redes sociales, de los datos de geolocalización que conseguimos a través de los teléfonos móviles, de las compras que se realizan con tarjeta de crédito, etc.
  • Cuantos más datos se puedan obtener de nuestras las actividades diarias de los usuarios, más información proporcionará IoB sobre los patrones de conducta, la forma de elegir y las preferencias de nuestros potenciales clientes.
  • Esto, nos permite entender de forma más granular el comportamiento de las personas, mucho más granular comparado con lo que podíamos conseguir anteriormente, lo que proporciona una importante variedad de oportunidades a las organizaciones que hagan uso de ello.

Internet of Behavior (IoB) se utiliza para vincular digitalmente a una persona con sus acciones.

  • Por ejemplo, se puede realizar un seguimiento digital de su imagen, mediante reconocimiento facial, con una acción como puede ser la compra de un billete de avión o cualquier otra actividad.

Aunque suene a un “gran hermano” la realidad es que la aplicación de esta operativa se está generalizando en el mundo real, terminará abarcando todo, desde la forma en que trabajamos, compramos, comemos, los destinos a los que viajamos, hasta las personas con las que interactuamos. Hipotéticamente, se puede recopilar información relativa a prácticamente todas las facetas de nuestras vidas, otra cuestión será el objetivo final que se tenga con el tratamiento de esta información.

  • Un ejemplo gráfico de la aplicación de este concepto es GBKSOFT, una empresa de software que desarrolló un proyecto IoB, con el objetivo de ayudar a los jugadores de golf a mejorar sus habilidades de juego, con la ayuda de una aplicación móvil y el seguimiento de otros dispositivos portátiles.
  • Se perseguía corregir la técnica actual del jugador a la hora de golpear la pelota y aprender nuevas técnicas que le permitiera mejora su juego.
  • Utilizando un dispositivo de mano conectado al teléfono móvil, cada golpe que el jugador efectúa se registra en la aplicación y se analiza (fuerza del golpe, trayectoria, ángulo, etc.).
  • Como resultado, el jugador puede ver sus errores y obtener recomendaciones visuales sobre cómo mejorar su swing y golpe.

Aspectos a considerar:

  • IoB es un concepto que iremos conociendo cada vez más y al que nos tendremos que ir adaptando y aceptando como sociedad.
  • Algunos expertos consideran que para el año 2025, al menos, el 50% de las actividades individuales de la población del mundo van a ser rastreadas y analizadas, con el objetivo de influir en el comportamiento de la población. Esto nos obliga a considerar el desafío que representa el tener a más de 4.000 millones de personas “monitorizadas” con el fin de predecir sus preferencias o comportamientos
  • IoB permitirá ofrecer productos o servicios más personalizados y ventajosos.
  • Estamos en un punto en el que cada vez se fusiona más el ser humano y el mundo digital, con todos los pros y contras que esta tendencia puede conllevar para la población mundial.

¿Estamos sobrepasando límites que nos perjudicarán a la larga?

Se está promoviendo la interconexión de dispositivos que nos permiten recopilar una importante cantidad de datos, que vamos a transformar en información específica de los clientes potenciales.

Debemos considerar la combinación que esto representa, ya que por un lado tenemos información que ya no pertenece al cliente, si no a los dispositivos conectados entre sí, y, por otro lado, considerar que la información que se consigue a través de estos dispositivos es analizada por aplicaciones que proporcionan otras compañías independientes.

  • Un simple teléfono móvil puede recopilar todos los movimientos geográficos que realizamos, rastreando el lugar en el que estamos en cada momento y puede hacerlo en tiempo real.
  • Esto le permite a una empresa saber mucho más de nosotros que nosotros mismos, ya que establecen patrones de comportamiento y preferencias de las que muchas veces nosotros no somos conscientes.
  • Identificando las cosas que nos gustan, los lugares a los que vamos con más frecuencia, la forma en que compramos, cómo comemos, etc.
  • Con toda esta información las empresas aprenden a quién dirigir y cómo enfocar las campañas publicitarias, para que sean más efectivas.

Aunque el uso comercial será la mayor aplicación de IoB, no debemos olvidar que la información que se recopila a través de IoT se puede utilizar con otros fines como, por ejemplo:

  • Conocer la efectividad de nuestras campañas de marketing.
  • Monitorización de pacientes.
  • Control de delincuentes.
  • Asistencia en caso de accidente.

Entendiendo el proceso de IoB

Para comprender mejor este complejo proceso, podemos decir que IoT recopila datos y los transforma en información y entonces IoB convierte esa información en conocimiento que permite predecir e influenciar el comportamiento humano, en la mayoría de los casos esto se realiza con fines lucrativos. Es decir, IoB vincula la información obtenida a través de IoT con las personas y a estas con sus acciones, combinando tres campos fundamentalmente:

  • Dispositivos tecnológicos
  • Análisis de los datos
  • Ciencia del comportamiento

La ciencia del comportamiento nos va a permitir, a través del uso de la tecnología, conocer cuáles son nuestras emociones, cómo tomamos nuestras decisiones, los resortes y demás elementos que nos llevan a actuar de la forma en que lo hacemos.

Está claro que a medida que las empresas conozcan más el uso y las posibilidades que les ofrece IoT, junto con su posterior análisis a través de IoB, cada vez utilizarán con más frecuencia estos sistemas para influir en nuestros comportamientos. No obstante, debemos recordar que también tenemos otras indicaciones más positivas como, por ejemplo, su aplicación en el área de la salud a través de nuestro teléfono móvil, lo que nos permitirá:

  • Hacer seguimiento de la dieta alimenticia
  • Conocer los patrones del sueño
  • Monitorizar la frecuencia cardíaca
  • Detectar los niveles de azúcar en sangre

La obtención de esta información, nos permitirá activar alarmas que, en caso de situaciones adversas, nos ayudará a influir en el comportamiento del paciente para dirigirle a parámetros más saludables o a los parámetros deseados.

No obstante, no cabe ninguna duda que el principal objetivo de las empresas es hacer uso de IoT y de IoB con el fin de influir en nuestros comportamientos para hacernos comprar sus productos o servicios. Es evidente que los expertos del marketing tienen claro que esta personalización incrementa mucho la eficacia del servicio al cliente y, fundamentalmente, nos ayudará a aumentar las ventas de nuestros productos o servicios.

Cuanto más eficaces sean nuestros productos o servicios, mayor será la interacción que el cliente tendrán con nosotros, hasta el punto que esta mayor interacción nos dará más oportunidades para influir en su comportamiento.

Sin embargo, los clientes entienden que esta personalización proporciona más poder a las compañías, por lo que en ocasiones tratan de evitar el ser controlados por cualquier dispositivo que pueda proporcionar información de su comportamiento.

Aunque a los consumidores en general les molesta dar sus datos de forma “gratuita”, cuando tienen la posibilidad de experimentar el valor añadido que le proporciona una empresa cuando le conocen mejor, estos suelen estar más abiertos a proporcionar dicha información.

Podemos establecer que, aunque el IoB influye en la elección que tome el consumidor, también propicia que las empresas revisen y mejoren su cadena de valor, lo que permite ofrecer más valor a los clientes.

Algunas de las indicaciones que podemos considerar en esta nueva relación que se establece con los clientes, especialmente de aquellas empresas que nos parecen menos atractivas a la hora de relacionarnos con ellas, como bancos o aseguradoras, son:

  • Revisar y reducir el coste de la póliza de seguros basados en los hábitos de salud del cliente dieta, sueño, frecuencia cardíaca y azúcar en la sangre, etc.
  • Dirigir al cliente a planes de ahorro a más largo plazo, conociendo que no le gusta asumir riesgos y que busca tranquilidad.
  • Seguro del vehículo más económico, analizando que es un cliente que no tiene incidentes de tráfico.

Todo sobre el IoT – Comienza a familiarizarte con la revolución

Internet de las cosas - IoT

Impacto global de internet en la humanidad

La aparición de Internet ha supuesto el mayor cambio del comportamiento humano en el último siglo, comparable a lo que pudo suponer la aparición del fuego a lo largo de la historia. Internet ha impactado nuestra forma de vivir, de comprar, de vender, de relacionarnos, de disfrutar del ocio y, por supuesto, en nuestra forma de hacer negocios. Ha modificado el paradigma profesional completamente, generando un nuevo juego competitivo en el mundo de los negocios.

¿Qué es IoT? Se trata de recopilar datos

Una vez ya consolidada la Red a nivel global, el siguiente paso a Internet ha sido lo que se conoce como “Internet de las cosas” (IoT). Para entender este concepto, comencemos por definir Internet de las cosas como el sistema creado por dispositivos que están conectados e interrelacionados entre si a través de Internet. El objetivo de este sistema de dispositivos es la comunicación entre ellos, recopilando y transmitiendo datos sin que exista la intervención humana en ningún momento del proceso.

Son numerosos los ejemplos de usos de IoT

  • La implantación de chips en animales, los cuales están conectados a dispositivos de seguimiento que transmiten información de los movimientos y comportamiento de los animales
  • Biochips implantados en animales, que también están conectados a dispositivos médicos y que son capaces de proporcionar datos sobre su estado de salud, tanto de animales salvajes, como en una explotación ganadera, para velar por la salud de estos animales
  • Otra de las aplicaciones son los sensores incorporados en los vehículos, que puedan alertarnos de cualquier posible problema con nuestros frenos, con la presión de nuestros neumáticos, servicios de mantenimiento, posibles averías, etc.

Las posibilidades operativas de implementación de este concepto son incontables, pero lo son aún más las posibilidades comerciales que estos sistemas proporcionan, que son casi infinitas. Actualmente, las empresas ya están mostrando un alto interés en incorporar en su operativa este tipo de dispositivos conectados que intercambian datos, ya que empieza a ser evidente la gran oportunidad que representa conseguir tantos datos relevantes para su negocio y, también, como vía para mejorar los procesos y reducir los costes operativos.

Es una excelente vía para mejorar la eficiencia de las empresas y, como consecuencia, proporcionar mayores beneficios en la cuenta de resultados de cualquier organización. La adquisición de dispositivos IoT proporcionan una inmensa cantidad de datos que ayudan a optimizar los procesos de la organización, sus flujos de trabajo y la identificación de patrones más efectivos que permitan cumplir con los requisitos exigidos por las diferentes normativas de cada sector. Esto representa una gran ayuda competitiva, una forma mucho más efectiva de competir en un entorno tan competitivo como el actual, con rápidos y constantes cambios.

Proyección y expansión de IoT

Podemos decir que, actualmente, hay muchos más dispositivos en nuestro planeta conectados entre sí, que el número de habitantes en la tierra. Este dato nos ayuda a entender que estamos experimentando una importante transformación gracias al IoT, que está permitiendo conectar a seres humanos, gobiernos, instituciones y empresas de forma automática a través de dispositivos conectados entre sí, que proporcionan un importantísimo y variado número de datos.

No obstante, IoT, como cualquier nueva tecnología que se incorpora a nuestra sociedad, tiene muchos retos a los que tiene que hacer frente. Algunos de los retos que podemos destacar son:

  • La aceptación por parte del público general.
  • Los mayores costes que representa la implementación de estas nuevas tecnologías.
  • Los riesgos de sufrir posibles hackeos, es decir, riesgos de seguridad.
  • Las dificultades tecnológicas de conectividad existentes en ciertas zonas con una limitada disponibilidad de Internet, lo que hace muy difícil la intercomunicación de dispositivos.
  • La implementación de unos estándares de regulación representa otro reto importante, ya que dichos estándares se están modificando con frecuencia, como consecuencia de la aparición de nuevos dispositivos y con la aparición de nuevos jugadores en los mercados.
  • Aún podríamos incluir muchos retos más a los que IoT se está enfrentando en la actualidad, pero incluso con todos estos retos, su desarrollo y crecimiento sigue llevando un ritmo exponencial.

Lo que está claro es que según van apareciendo y evolucionando innovaciones tecnológicas que permiten implementar nuevas estrategias de comunicación, seguirá acelerándose el proceso de transformación de dispositivos individuales sin conexión a dispositivos inteligentes conectados entre ellos. Estos dispositivos interconectados permitirán captar y aportar información, que impactará nuestros hábitos de vida y nuestra forma de hacer negocios.

Potencial y aplicaciones de IoT

Hay muchas preguntas que podríamos hacernos para entender el enorme potencial, la inmensa proyección de crecimiento que IoT va a experimentar en nuestro futuro cercano. Si nos preguntamos qué es lo que está propiciando que IoT se esté convirtiendo en un aspecto tan relevante e importante en nuestra sociedad actual, y que lo será aún más en nuestro futuro cercano, podemos mencionar algunos de los beneficios que IoT aporta y que nos pueden ayudar a entenderlo:

  • Está llevando la atención sanitaria al siguiente nivel, con una importantísima mejora en la atención sanitaria de los pacientes. Esto representa una excelente oportunidad de negocio para las empresas dedicadas al cuidado de la salud.
  • Ciudades mucho más seguras, permite realizar una vigilancia automatizada que reduce el número de delitos y proporciona un mayor estado del bienestar. Incremento de seguridad para los ciudadanos y una importante oportunidad de mejora de recursos adicionales para los cuerpos de seguridad.
  • Gestión de la energía más eficiente y automatizada, lo que aportará una oportunidad para reducir los niveles de contaminación y la reducción en gasto energético. Importante oportunidad para los ciudadanos y un compromiso de mejora con el medio ambiente. Para algunas de las empresas energéticas y auxiliares dirigidas a este fin, representará una oportunidad de negocio increíble.
  • Seguimiento y control más efectivo y rentable de empleados, servicios y activos. Lo que representa una excelente oportunidad de negocio, mayor seguridad y eficiencia operativa para las empresas de logística y de gestión.

Por lo tanto, podemos decir, que las empresas que aprovechen las inmensas ventajas que les aporta IoT, a través de la recopilación de una inmensa cantidad de datos que este sistema les aportará, serán las empresas más competitivas. Estas empresas crecerán de una forma más rápida y podrán sobrevivir a la feroz competitividad que existe en los mercados actuales.

IoT representará una ventaja competitiva crucial que garantizará el futuro de las organizaciones que hagan uso de esta tecnología. Esta red de dispositivos conectados entre sí y capaces de recopilar e intercambiar datos a través de sensores y aplicaciones integradas, está creciendo a un ritmo vertiginoso. Una ventaja muy relevante que aportará a las empresas, es que podrán conocer las últimas tendencias de los mercados a través del tratamiento de datos aportados por estos dispositivos.

La previsión de los expertos es que en el 2030 habrá más de 80.000 millones de dispositivos IoT conectados en todo el mundo. Vamos a mostrar algunas de las aplicaciones que en la actualidad se están utilizando estos dispositivos, los cuales se conectan y se comunican entre sí para proporcionar datos:

Vehículos Online

Coches que cuentan con conexión a internet compartiendo el acceso como si fuese una red inalámbrica. Entre otras cosas nos permiten que en vez de tener una llave tengamos un llavero, que no es más que un sensor, que lee nuestra huella digital para verificar que somos nosotros o alguien a quien hayamos autorizado, que nos permite controlar el vehículo, abrir o cerrar puertas o el maletero con cerraduras inteligentes, arrancar el vehículo de forma remota, programar la activación de la calefacción, activar la alarma a distancia, etc. También, los dispositivos de localización de vehículos en caso de robo, sistemas de aviso de averías o autodiagnóstico remoto, que podrán recomendar al conductor acciones a llevar a cabo. Otro sistema que está creciendo en la industria automovilística, son sistemas de control de accidentes con aviso a central de emergencias, para garantizar la más eficiente y rápida atención sanitaria en el momento en el que se produzca un accidente de tráfico. Otra variante los dispositivos Smart Cars, dispositivos conectados a internet y a Smart Phones como al asistente Siri, a los que les puedes pedir asistencia en infinidad de funciones, por ejemplo, que te lea tus correos electrónicos, que te busque una dirección y que active el navegador para llegar a esa dirección, o realizar llamadas telefónicas, etc. Otros dispositivos están conectados a centrales de urgencias y que en caso de accidente inician un protocolo de localización y rescate del pasajero, ya que el vehículo se encuentra conectado en todo momento y se activa en el momento en el que se produce el accidente.

Ciudades Inteligentes

Con las conexiones y los dispositivos adecuados que proporcionen los datos necesarios, se resuelven muchos de los problemas de los ciudadanos en las ciudades, por ejemplo mejorar la fluidez del tráfico gestionando los semáforos o habilitando carriles adicionales en función del flujo del tráfico, luchar contra la delincuencia a través del control de delitos con cámaras y sistemas de reconocimiento facial, conectadas a sistemas de alarma de las fuerzas de orden públicas, control de los niveles de polución que pueden activar o desactivar restricciones o medidas encaminadas a la reducción de la contaminación, estacionamiento inteligente, etc.

Dispositivos de Uso

Wearables smartphones asistentes virtuales sensibles a la voz, por ejemplo, los relojes que utilizamos hoy día no sólo nos dan la hora, sino que son relojes inteligentes, como el Apple Watch, que además se convierten en teléfonos móviles que nos permiten realizar llamadas, recibir whatsapps o mensajes de texto, emails, etc. También existe otros dispositivos que nos ayudan a obtener datos, por ejemplo, de nuestros entrenamientos, y que han revolucionado el mundo del fitness como son Fitbit y Jawbone. Estos dispositivos nos permiten contabilizar los pasos que damos, las escaleras que subimos o bajamos, las calorías que quemamos y si tenemos un sueño de calidad y restaurador. Esto nos permite diseñar nuestros entrenamientos o hábitos de alimentación, etc. Todo ello se consigue a través de su conexión wifi a internet nos permite hacer registro y análisis de todos estos datos, obtener gráficos y almacenar el histórico de nuestra actividad.

Domótica – el hogar inteligente

Dispositivos de domótica conectados, a través de internet, con aplicaciones que nos permiten gestionar y programar la iluminación, la temperatura, subidas y bajadas de las persianas en función de la luz solar, etc. Muchos de estos dispositivos se pueden controlar a través de la voz, lo que nos permiten hacer nuestra vida en el hogar mucho más cómoda y confortable. Algunos ejemplos de dispositivos IoT, que se conocen por formar parte del concepto Smart Home, son: Amazon Echo, Google Home o Alexa que nos ayudan a realizar una variedad de funciones, como escuchar la música que nos gusta, obtener resultados de eventos deportivos, solicitar un Uber, etc.

Otras aplicaciones

Electrodomésticos que pueden ser regulados a través de sensores conectados a equipos, que gestionen en tiempo real el comportamiento y ajustes de parámetros de dichos electrodomésticos. Termostatos que regulan y registran la temperatura de oficinas o instalaciones, conociendo y considerando las preferencias de los empleados, regulan de forma automática la temperatura para hacerla más agradable a los usuarios de las instalaciones.

Internet de los comportamientos es un sistema que está en una vertiginosa expansión, que conecta dispositivos de hardware con aplicaciones de software, lo que posibilita rastrear datos e interpretarlos, con diversos fines en teoría, como son dar un mejor servicio a los clientes, mejorar su bienestar, su salud o su comodidad.