Skip to main content
 Lunes a viernes de 09:00 a 19:00
  Oficina: Calle María de Molina, 54. 28006 Madrid

Social Selling: Qué es y por qué es importante

La forma de vender ha cambiado muchísimo en los últimos años. Hoy en día, las ventas a puerta fría ya no tienen el mismo éxito que antes: ni presencialmente, ni en llamada, ni por email… En la actualidad, los medios sociales son el canal perfecto para acercarte a tus contactos y leads potenciales. Por eso, en Astratech Consulting os vamos a hablar de cómo conseguir clientes gracias a una buena estrategia de Social Selling.

¿Qué es el Social Selling?

El Social Selling es la estrategia que desarrollan las empresas al utilizar los medios sociales para relacionarse, crear branding, lograr leads y, en consecuencia, conseguir clientes.

No, no es un método de venta online. Al menos no directo. Es una fórmula que pretende llegar a la mente de potenciales clientes de manera indirecta, haciendo que sean ellos los que elijan a tu empresa.

Es como si dijésemos que no es que tu negocio venda, sino que ellos te compran.

Por tanto, el Social Selling no consiste únicamente en obtener el acceso a contactos, sino en establecer relaciones que conduzcan a la venta.

Para lograrlo es esencial que se desarrollen a la vez y coordinadamente, diferentes estrategias: de comunicación, marketing de contenidos y de branding.

Importancia del Social Selling

Hay ciertos datos que por sí mismos hablan de la importancia de que los negocios usen el Social Selling como estrategia para captar nuevos clientes.

  • Las personas suelen pasar alrededor de un 22% de su tiempo en diferentes canales sociales.
  • El 56% de los usuarios establecen una mayor conexión con los negocios que se involucran en las redes.
  • El 85% de las compañías no se cuestiona la importancia de interactuar en las redes sociales.
  • Según datos recogidos por Mckensey, aquellos equipos de ventas que realizan acciones de Social Selling suelen lograr incrementar su ratio de ventas alrededor de un 20-25%.
  • Forrester Research aclara que el 57% de la travesía de un comprador se da antes de que el representante de ventas de un negocio esté involucrado. Por ello, el Social Selling facilita al personal de ventas involucrarse con los prospectos en etapas mucho más tempranas.

Pero además de todo lo mencionado, el Social Selling aporta muchos beneficios.

Beneficios del Social Selling para tu empresa

De manera general, algunos de los beneficios que el Social Selling le ofrece a tu negocio son:

Incrementa el conocimiento de marca (Awareness)

El alcance que pueden tener las redes sociales es indiscutible. De ahí que sean uno de los métodos de Marketing Digital más empleados y rentables.

Al implementar estrategias de Social Selling, el reconocimiento de tu marca aumentará en gran medida. Esto se debe a que por redes tu negocio comenzará a interactuar con un público muy amplio.

Tasas de conversión más altas

Al obtener mayor visibilidad, tu compañía también consigue muchas más oportunidades de conversión.

Las publicaciones, sean del tipo que sean, serán el puente para que los usuarios acaben donde tú quieras que lleguen para convertir.

Mejora la satisfacción de tus clientes

La voz que crean las empresas en redes sociales ayuda a humanizarlas.

Los usuarios valoran que sus opiniones sean leídas y respondidas. Que vosotros estéis atentos a ello demuestra que estáis al corriente de sus necesidades y que tenéis en mente brindarles las mejores experiencias.

Ayuda a conseguir clientes fieles

Tener una base de clientes leales es uno de los principales objetivos de todos los negocios.

Dado que el Social Selling no es solo una presentación de productos o servicios, sino que abarca mucho más en la relación con los usuarios, es una estrategia que ayuda lograr la lealtad de los clientes.

Consejos para implementar una estrategia de Social Selling

A la hora de comenzar a utilizar la estrategia de Social Selling en tu negocio, hay ciertas acciones que son fundamentales.

1. Comienza por optimizar los perfiles de tus redes sociales de empresa

Pásate a la versión Business de cada red social y, además, mantén tu perfil siempre completo y actualizado.

Dentro de los datos más importantes a incluir se encontrarán los de contacto. Esto se debe a que, aunque las propias redes sociales son un canal de comunicación, algunos usuarios preferirán contactaros por otros medios.

2. Comparte contenido de calidad

Si quieres construir una imagen empresarial creíble y generar buena conexión en redes sociales, una de las mejores fórmulas será compartir contenido de calidad.

Eso implica, entre otras cosas, que este tenga un valor real para los clientes y potenciales clientes.

Además de crearlo vosotros mismos, podéis compartir contenido de otros medios de referencia de vuestro sector. Esto da imagen de estar al día de lo que sucede en vuestro ámbito y facilita adaptaros a la realidad.

3. Estudia a tus clientes y prospectos

Si dedicas un tiempo a revisar los perfiles de tus clientes y potenciales clientes puedes descubrir información muy relevante.

Por ejemplo, ¿forman parte de algún grupo relacionado con tu industria? Si es así no dudes en un unirte tú también. Podrás acceder a temas de mucho interés empresarial.

Además, una vez dentro, no dudes en contribuir en las conversaciones si tienes algo valioso que decir. Así darás a conocer tu compañía.

4. Pon atención a los comentarios que dejen en tus perfiles

Leer los comentarios de tus publicaciones podrá ayudarte a comprender la perspectiva de tus seguidores sobre ciertos asuntos.

Además, también te facilitará descubrir qué tipo de contenido gusta más o cuál puede generar polémica.

5. Pon mucho cuidado a la atención al cliente en redes

El Social Selling implica conectar con los clientes, no solo de manera casual. También para atender dudas o quejas sobre vuestros productos o servicios.

Si los clientes o prospectos emplean las redes como plataformas para interactuar con tu negocio, no puedes desentenderlos. Es como si dejases de contestar a las llamadas o no atendiese a alguien al entrar físicamente en una tienda.

Instagram desde el móvil

6. Usa alertas de social listening

Gracias a las herramientas de social listening podrás configurar notificaciones que te avisen del instante en el que se hable de un tema en concreto.

De esta manera podrás reaccionar rápidamente si ves una oportunidad de venta.

7. Comparte tus historias de éxito

Si quieres demostrar públicamente que tu empresa es la mejor, no hay nada más valioso que compartir los testimonios de tus clientes satisfechos.

Los clientes potenciales confían mucho más en las experiencias directas que han vivido otros consumidores, que lo que tu empresa diga sobre sí misma.

8. Sé muy constante

De nada te servirá estar muy activo en las redes sociales una semana, si luego te pasas las dos siguientes desconectado.

En las estrategias de Social Selling hay que ser constantes. Hay que estar ahí aportando contenido e interactuando con los clientes y prospectos para crear relaciones estables y sólidas.

9. Monitoriza los datos

También es esencial tener muy presente el engagement de las redes sociales.

Si no tienes ni idea de cómo están funcionando las interacciones de tu público, no sabrás si lo que haces está funcionando.

10. Detecta en qué momento debes salir de las redes

Sí, el Social Selling se basa en el empleo de las redes sociales. No obstante, en ocasiones, para concretar tu proceso de venta, será necesario salir de estos perfiles y continuar en otros medios.

Por ejemplo, tras establecer una conexión sólida con un potencial cliente después de una conversación de Instagram, puedes proponer una llamada para continuar hablando del tema o una videollamada para una demo.

 

Llevar a cabo una buena estrategia de Social Selling supone tiempo y su éxito no aparecerá de un día para otro. Sin embargo, si no lo aplicas, nunca lo obtendrás. ¿A qué esperas para empezar? Consulta a nuestros expertos